EL DOLOR AJENO

Por lo que veo, y hasta por lo que leo, narrar, con todo lujo de detalles, el dolor que le invade al prójimo, se ha puesto de moda en los medios de comunicación. Estamos a miércoles. El lunes nos contaron la historia de ese chaval de Cádiz que tiene la tráquea estrecha, y que debe viajar con regularidad a Madrid, para que en el único hospital de España que se ocupan de su dolencia, le atiendan como merece y corresponde. El martes descansamos, quizás porque la historia contenía las suficientes dosis de dolor y desgracia como para que al día siguiente no fuera conveniente insistir.

En la mañana de hoy, vuelven los narradores del mal ajeno al ataque, con la historia de un bebé de siete meses que lucha con todas sus fuerzas por respirar, conectado a un respirador artificial. La historia es terrible, dolorosísima, tanto como para hacer que el desasosiego nos invada, y nos acompañe el resto del día y de los días.

La pregunta que yo me hago, y que les hago a ustedes, es si es no ya necesario, sino conveniente, que un día sí y otro también, nos estén machacando la conciencia con estas historias de gente sufriente, como si hacer público el dolor hiciese algún bien al cuerpo y al alma de todos aquellos a los que nos llega la historia.

¿Acaso piensan los contadores de estas historias que si no las hacen visibles con machacona insistencia, vamos a dejar de ser conscientes, de saber que estas historias existen, y que son decenas de miles de personas las que cada minuto de cada día deben luchar contra el dolor y la enfermedad?

¿Acaso piensan los contadores de estas historias que no tenemos, en mayor o menor medida, cada uno en nuestra casa, en nuestra familia, en nuestro vecindario, en nuestro centro de trabajo, suficientes afectados por graves dramas de todo tipo como para que nos tengan que bombardear cada día con más historias de gente sufriente?

¿Acaso piensan los contadores de estas historias que todos, sin excepción, no nos vemos en la obligación periódica de visitar, en los hospitales, en las residencias, en los psiquiátricos, a gentes enfermas, afectadas por terribles enfermedades?

¿Acaso piensan los contadores de estas historias que, cuando llegamos a esos lugares de padecimiento, al que sea, no somos conscientes de los miles, decenas de miles, centenares de miles de personas, que allí llevan se existencia de la mejor manera posible, en busca de un tratamiento que alivie sus males?

¿Acaso piensan que no visualizamos lo suficiente cada instante de cada día el dolor a nuestro alrededor, como para que nos lo tengan que estar contando en la primera página de sus periódicos y programas?

¿Acaso no son conscientes estos contadores de historias de que si abrieran un espacio para que cada uno contásemos el caso de nuestros enfermos graves cercanos, no habría espacio suficiente y esa sí que sería, para desgracia de todos, una historia interminable?

Me gustaría que estos contadores de historias me explicasen qué aporta que nos cuenten que un tercio de nosotros padecerá algún tipo de cáncer en su vida. ¿Contribuye esa información a que el cáncer se frene?

Me gustaría saber los motivos últimos por los que existe ese interés en contarnos lo malo de este mundo, desde las enfermedades graves de nuestro prójimo, hasta los estragos del cáncer y otras terribles enfermedades, pasando por la pérdida de eficacia de los antibióticos, las pandemias inevitables y cada minuto más próximas…y otras similares.

Al final, terminas asustado, interrogándote acerca de si el apocalipsis no estará a la vuelta de la esquina. Miedo, esa es la palabra. ¿Será que a alguien le interesa que una buena dosis de miedo ocupe nuestro ánimo?

Que quien corresponda nos lo explique, por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s