LA INTELIGENCIA Y LOS FENÓMENOS PARANORMALES

Nos vienen a decir los profesores de la Universidad de Chicago ¡hay que ver lo que sale en los papeles esta universidad! don David Gallo y don Stephen Grey, ambos psicólogos, que los que creen en la parapsicología son algo peores en pensamiento analítico que los que desconfían de la misma (ojo, que en ningún momento dicen que no crean).

Claro, es leer que unos son peores que otros, para que nuestro cerebro concluya que, irremediablemente, ser peores es siempre peor que ser mejores. A todo esto, yo pongo sobre el tapete dos cuestiones previas: 1) ¿qué entendemos, o entienden, por pensamiento analítico? Parece ser que sería el opuesto al pensamiento intuitivo. 2) ¿Qué son fenómenos paranormales? Item más, ¿qué es normal y que es fuera de lo normal? Coincidirán conmigo en la dificultad de calificar los unos y los otros.

Nos aclaran igualmente los profesores Gallo y Grey, que la gente que cree en mediums o telepatía no es más tonta ni tiene peor titulación (al menos en el estudio desarrollado por ellos, una muestra que abarcó a personas de altos niveles de educación con fuertes creencias, o fuertemente escépticos. Comparó a ambos grupos en pruebas de lógica, de memoria, de lenguaje, de asociación….concluyendo que no había grandes diferencias entre unos y otros). Esto, quieras que no, es un gran alivio.

Otra conclusión del estudio, es que aquellos que creen en la parapsicología tienden a estar más satisfechos con la vida que los escépticos. De aquí, concluye el profesor Gallo, que posiblemente los creyentes tienden a ser más felices que los escépticos. (En este punto, estoy de acuerdo con el profesor. Cuando vienen mal dadas, siempre es un alivio poder encomendarse a alguien, o solicitar su protección, o culparle directamente de nuestros problemas y frustraciones. Acuérdense ustedes de aquello que decíamos: he aprobado, me han suspendido. Y eso que, al menos en mi caso, siempre se aproximó más al fenómeno paranormal, el aprobado que el suspenso. Y mira que yo era intuitivo en los exámenes, que otras armas no tendría, pero intuición, la tenía a sacos, ¿qué digo a sacos?, a camiones, ¿qué digo a camiones?, a trenes de mercancías de esos que circulan por Australia, y que necesitan varias locomotoras tirando a la vez para moverlos hacia adelante).

Por otra parte, los creyentes lo eran, por lo que dijeron, en base a que tenían experiencias que los llevaban a creer (quizás, es posible, que por analizar mal lo ocurrido, y a partir de ahí generaron una explicación ilusoria del fenómeno). En el otro lado, resulta obvio que aquellos que no han tenido ninguna experiencia paranormal, tienden a no creer en las mismas.

Para finalizar, los creyentes en fenómenos paranormales, abrazan con más naturalidad las teorías de la conspiración, es decir, la explicación extraordinaria y esotérica de un hecho notable.

Para terminar, Gallo concluye que no hay que sacar conclusiones precipitadas. Se necesita, dice, una comprensión más matizada de cómo los diferentes estilos de procesamiento de información o habilidades cognitivas podrían estar interactuando con las creencias.

Pues nada, querido profesor, continúe estudiando, y nosotros permaneceremos atentos a las novedades que se produzcan. En cualquier caso, de momento, y desde mi modesto punto de vista, se podría afirmar: 1) la inteligencia intuitiva nos sigue pasando factura (no sé si factura buena o factura mala), y eso a pesar de lo pesados que están, de un tiempo a esta parte, los de la inteligencia emocional. 2) Que existen fenómenos fuera de lo normal, creo que es indiscutible. 3) Que esos fenómenos no son a priori ni buenos ni malos, ahí es donde, desde mi punto de vista, varía la percepción de unos y otros. 4) Me atrevo a afirmar que creencias tenemos todos, sin excepción. Unas mejores, otras peores, unas positivas, otras negativas…eso ya queda al criterio particular. Y resulta evidente, al menos para mí, que son esas creencias las que marcan el estilo de procesamiento de la información, y no al revés.

En fin, queridos lectores, que ustedes sabrán si creer o no creer, que en eso, cada cual debe ser muy suyo, y hasta cierto punto, intuitivo. Yo aquí lo dejo. Un saludo para todos, incluidos los profesores Gallo y Grey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s