LA INTELIGENCIA EMOCIONAL SE MIDE EN DÓLARES

Dice el Dr. Travis Bradberry, autor del libro “Inteligencia Emocional 2.0“, que cada punto más de inteligencia emocional, aumenta nuestros ingresos económicos en 1.300 dólares de los Estados Unidos; esto equivaldría (perdonen que no mire el cambio de cierre de hoy), a unos 1.160 euros. En estos tiempos en que los mileuristas empiezan a ser unos afortunados, y que becas y contratos en prácticas para graduados dobles con máster y al menos dos idiomas, a más del español, no llegan, ni de lejos, a las cuatro cifras, hablar de esos incrementos salariales por ser simpático, adquiere una importancia capital.

Lo malo, o lo bueno, es que en esto, como en casi todo, los expertos no logran ponerse de acuerdo. Si partimos de la base de que la inteligencia se basa en cinco parámetros, a saber, memoria, voluntad, sentimiento, entendimiento e intelecto, y que cabe distinguir entre inteligencia racional (esto es, la capacidad psicológica de cada individuo medida por un test de inteligencia, y que valora habilidades matemáticas y de lenguaje), y la inteligencia emocional (capacidad de reconocer las emociones entre las otras personas y la capacidad de mantener la actitud idónea en diferentes situaciones -la llamada asertividad-), asistimos de un tiempo a esta parte a la promoción de la inteligencia emocional, en detrimento de la racional o la intelectual, en base a que parece que tener muchos conocimientos no es suficiente para triunfar en la vida, sino que hay que ser capaz de establecer relaciones positivas con nuestros semejantes, gozar de autoestima, ser capaz de superar las dificultades, y valorar a las demás personas.

A mí, si me permiten, me gustaría plantear una primera cuestion: ¿qué es triunfar en la vida? La pregunta anterior nos llevaría a definir lo que significa triunfar en la vida, y, sinceramente, creo que en este punto llegar a un consenso va a resultar de todo punto imposible. Yo he conocido triunfadores (al menos para ellos mismos) que aspiraban a pasar desapercibidos, a que no se les notase su paso por el mundo, y a practicar sus aficiones (por ejemplo estudiar sobre la inteligencia -pero no la emocional, sino la inteligencia con mayúsculas- para lo cual era obligatorio no destacar en su trabajo, ni ser invitados a dar conferencias, ni a fiestas de cumpleaños, ni a hacer horas extraordinarias, ni a ser nombrados directores o participantes en ningún proyecto de investigación. Para ellos triunfar era tener el mayor tiempo libre posible para poder dedicarse a lo que les gustaba y llenaba su existencia. Alguna persona conocí que pidió a su jefe sentarse en el rincón más alejado de la planta, en el escritorio situado tras la columna, y jamás ser ascendido ni promocionado).

Sigo leyendo sobre la inteligencia emocional, y me quedo impresionado. Hay quien ha analizado a más de un millón de personas, para luego extraer conclusiones concluyentes al respecto. Resulta que las personas con inteligencia emocional: 1) Son auténticas, y eso a pesar de que parece ser que la inteligencia emocional se puede entrenar. Aparte, creo que una persona capaz de no decir la verdad en un momento determinado, y ante unas circunstancias concretas, es muy necesaria. 2) Hacen preguntas consideradas y escuchan a su interlocutor. 3) No juzgan a los demás. 4) No buscan llamar la atención. 5) Son coherentes. 6) Su lenguaje corporal es positivo. 7) Causan una primera buena impresión. 8) Llaman a la gente por su nombre. 9) Sonríen. 10) Saben a quién tocar, cuándo y cómo. 11) Tienen equilibrio entre la pasión y la diversión.

Yo todo lo anterior lo veo como aquello que nos enseñaban de pequeñitos. Casi cada uno de los puntos podríamos respaldarlos por viejos refranes castellanos, para corroborar que lo que nos pretenden vender algunos como novedad, hace mucho tiempo que se inventó, aunque antes se le llamaba urbanidad, educación, buenas maneras…también de otras más peyorativas: conveniencia, adulación, peloteo, cinismo…Tampoco es de extrañar, leyendo la definición que da un experto sobre inteligencia emocional: “capacidad que tiene una persona de manejarse, entender, seleccionar y trabajar sus emociones y las de los demás, con eficiencia y generando resultados positivos. Habilidad para gestionar bien las emociones, tanto las nuestras como las de los demás”. Me dice mi abuela que eso es lo que en su pueblo llaman un “vivillo”. Algo parecido he oído yo en la ciudad. Allí se hablaba de un trepa y de un falso. No sé yo si será para tanto, la verdad.

En fin, que Howard Gardner, neuropsicólogo, Universidad de Harvard, nos habló, un ya lejano 1983, de las inteligencias múltiples, y de los ocho tipos existentes. La sexta y la séptima podían equipararse, pienso, a la emocional. Claro que mucho le han zurrado algunas eminencias a Gardner.

También se convirtió en superventas la obra “Inteligencia Intuitiva”, de Malcolm Gladwell. Nos viene a decir que nuestro cerebro, a nivel estructural, favorece los mecanismos de la inteligencia intuitiva, que serían mecanismos cognitivos debidos a la selección natural. Según su teoría, nuestro cerebro fue activado en tiempos en los que para sobrevivir había que tomar decisiones rápidas (vivíamos entonces en la sabana africana, rodeados de depredadores terribles). Hoy día, nuestro cerebro sigue procesando a nivel inconsciente información que todavía no hemos procesado. En román paladino, la inteligencia intuitiva vendría a ser eso que llamamos “pálpito”. Y, ¿hay alguien por ahí capaz de afirmar que nunca sintió un pálpito, o que se dejó llevar por él?

En fin señores, que tengo el pálpito de que esto se está extendiendo demasiado, y que el asunto tiene su dificultad. En cualquier caso, si alguno de ustedes es capaz de conseguir, con la inteligencia que quiera, un aumento de sus ingresos de 1.160 euros mensuales, que tenga a bien explicarlo, que está la situación muy achuchada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s