DE LAS PROFESIONES Y LA FELICIDAD

Leo un estudio de una empresa denominada Career Bliss, en el que nos informa de los empleos más felices, como si empleo y felicidad fuesen dos magnitudes situadas en el mismo paradigma, como si tuvieran algo que ver la una con la otra, como si pudiera colegirse aquello de dígame su profesión y le detallaré su grado de felicidad.

Más bien creo que la profesión es un accidente. Se llega a ella por intrincados caminos, jugando el de la casualidad un papel preponderante, máxime en estos tiempos dominados por dos factores: uno sería la mano de obra, a todas luces excedentaria, y por lo tanto infravalorada, y otro, el desprestigio cada vez mayor que sufren los llamados cauces académicos tradicionales, aunque luego todos queramos que quién nos atienda a nosotros sea un tipo de formación ortodoxa, de la de toda la vida, con un expediente de matricula de honor, y que el hecho a sí mismo, el formado por vías heterogéneas dedique su tiempo a los demás.
-Buenas, mire que estamos probando una nueva terapia para curar el acné juvenil, que si nos lo permite, se lo vamos a aplicar a su niña.
-Y una leche, con lo inteligente y preciosa que es mi niña, se va a dedicar usted a hacer pruebas con ella. Mejora las hace con su señora esposa, incluso con su señora madre.

Claro, me dice el experto, eso es debido a que la de médico es una profesión analógica, es decir, una profesión, como todas las de su ramo, que hacen infelices a quienes las ejercen y a quienes las sufren. Nada peor, según el estudio, que ser director de ventas (aunque vendas mucho y superes tus objetivos año tras año), agente de seguridad, comerciante, cajero (no especifica si humano o automático), conductor, jefe de mantenimiento, guardia de seguridad, personal de ventas, operadores de maquinaria y empleado de servicios técnicos.

Para ser feliz, hay que dedicarse a actividades relacionadas con el mundo digital, con uso masivo de ordenadores. Así, vemos que son gente extremadamente feliz aquellos que dedican su vida profesional a actividades como desarrollador full stack (que viene a querer decir programadores informáticos de alto nivel), si bien queda sin especificar donde empieza el alto nivel.
-Buenas, que se ha quedado usted rozando el alto nivel.
-O sea, ¿que no voy a poder ser extremadamente feliz?
-Exacto, pero puede mejorar, por eso no se preocupe, mientras tanto, puede ponerse en manos de un psicólogo, si bien debe ser consciente de que esa es una profesión analógica, y eso conlleva muchos riesgos, ya que el ejerciente, por definición, es una persona infeliz de todas todas.
-¡Uyyy no! Entonces lo dejo, prefiero ser poco feliz que infeliz o muy infeliz.
-Totalmente de acuerdo con usted. Puede desarrollar un programa informático de alto nivel que nos libre de los psicólogos, y además, si el programa desarrollado tiene nivel, cuanto más mejor, puede que usted sea clasificado como desarrollador full stack, y entonces sea inmensamente feliz sin necesidad de psicólogo.
Además de la anterior profesión, también puede ser usted feliz a más no poder si se dedica a ser asistente de investigación de datos, a desarollador de java o android, a jefe de grupo de desarrolladores, a reclutador de personal (ya si es personal que se dedica al full stack o a cualquiera de las profesiones anteriores, su felicidad va a llegar a tal nivel que está pensando el ministro de hacienda en crear un impuesto a la felicidad excesiva).
-Pero, si ponen un impuesto a la felicidad, la gente dejará de ser feliz.
-Ya, pero es que ser ministro de hacienda es una profesión analógica, y no entienden por dónde va el mundo del futuro. Jamás un ministro de algo podría ser un full stack.

Siguiendo con las profesiones felices, también aparece la de ingeniero de calidad (no he conocido a ningún ingeniero que no este felicísimo de haberse conocido, aunque no haya desarrollado nada, y esté muy alejado de ser un full stack de la vida), le sigue el jefe de los ingenieros, que ya tiene que ser el no va más, el oficial de desarrollo tecnológico y el director de operaciones.

Lo mejor, en cualquier caso, venía al final. Dice que la primera variable para medir la felicidad de un trabajo es la retribución. ¡Acabáramos! En esto sí que estoy de acuerdo. Si tu tienes un sueldo full stack, que te permite vivir a un ritmo full stack, en una casa full stack, conducir un coche full stack, patronear un yate full stack, si tu esposa es full stack, tus hijos full stack, tu cuenta bancaria también es full stack…pues entonces eres un full stack de la vida.
-Buenos días, que soy un full stack.
-Hombre, bienvenido, me alegro de conocer a alguien como usted. Ya lo había advertido, pues se le va cayendo a usted la felicidad de los bolsillos. ¿y saben si son muchos en el planeta tierra?
-Ni idea, caballero. Como usted comprenderá, en mi estado de felicidad full stack no tengo mucho tiempo en fijarme en los demás.
-¿Y eso dura para toda la vida?
-No sea cenizo hombre. Con la preocupación que tengo desde que me han dicho que, a pesar de todo, los full stack también nos morimos..

Y así fue como, sin darse cuenta, este full stack desarrollador de programas informáticos de alto nivel perdió su condición, y el pelo se le puso blanco, y le dolía la espalda, y un médico analógico le tuvo que dar una pomada para la dermatitis…y una nueva hornada de full stack sustituyó a la anterior, que no había calculado en sus programaciones informáticas de alto nivel que algo así pudiera ocurrir. Y llegado el momento, los mandaron a paseo, que es algo que de digital tiene muy poco, y si todo de analógico.

Y paseando, unos y otros, digitales y analógicos se saludaban educadamente:

-Buenos días, señor ingeniero jefe.
-Buenos días, señor programador informático de alto nivel.
-Buenos días, señor director de ventas.
-Buenos días, señor operador de maquinaria.
-Buenos días…..

Pues eso, que dentro de cien años, todos calvos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s