Y DALE CON LOS MENSAJITOS

Leo con honda preocupación que los chinos, copiando en esto a los occidentales, que lo llevamos haciendo desde prácticamente el final de la Segunda Guerra Mundial, tienen prácticamente acabado el mayor telescopio del mundo, de nombre FAST, y que estará especializado en captar las señales de radio emitidas a años luz de la tierra.
Será mayor que el instalado en Puerto Rico; y atención, trabajará intensamente la banda situada de 18 a 21 centímetros. Su objetivo será buscar inteligencia extraterrestre. Podrá observar un millón de estrellas y los planetas a su alrededor.
Me preocupa hondamente que una vez más no se preste atención a las palabras de Stephen Hawkings, que reiteradamente nos ha advertido que enviar señales al espacio, detallando nuestra posición, nuestro ADN y las bases bioquímicas de la vida, es la mejor manera de recibir visitantes indeseados, o cuanto menos, con intenciones poco claras. Francis Drake, pionero del SETI (búsqueda de inteligencia extraterrestre) y Carl Sagan piensan de manera diferente, esto es, que solo beneficios y progreso recibiríamos en caso de visita de seres de otros mundos.
En cualquier caso, de momento podemos estar tranquilos. No parece que hayamos recibido ninguna señal del espacio exterior, avisándonos de la pronta llegada de nadie; lógico, mantienen algunos. Al ser seres mucho más desarrollados que nosotros, han preferido venir sin hacer ruido, ni dejar rastro alguno. De hecho, hace ya mucho tiempo que están entre nosotros, observando, estudiando, aprendiendo, confundiéndonos, guiándonos…mientras deciden si merece la pena darse a conocer, o por el contrario, la más sabia decisión sería volverse por donde han venido y dejar que seamos nosotros mismos los que acabemos con la especie humana.
¿Por qué digo esto? Pues porque como diría don Victor Lapuente, el mundo ha perdido la virtud de la templanza, tanto en sus palabras, en su lenguaje, como en sus actos. Aquí todo el mundo se dedica a levantar la voz, a hablar dando órdenes, a gesticular de manera amenazante. El mal gusto, el insulto, el menosprecio y el menoscabo parecen ser las constantes de estos días.
Aquí de lo que se trata es de imponer tus tesis. De acabar con el discrepante y el diferente. Jamás los heterodoxos fueron más vilipendiados que en la actualidad. El camino parece ser más recto que nunca, y no está permitido salirse de la senda. Aquí de lo que se trata (por parte de todos sin excepción), es de salvar a los míos, y de aguantar y dar prebendas a los que se sometan a mis dictados. El resto, condenados al olvido y al ostracismo, a dormir al raso y a vagabundear en busca de algún mendrugo de la caridad. La justicia social ha pasado a mejor vida. Duerme el sueño de los justos, es posible que a la espera de que algún extraterrestre la resucite. Y que levante la bandera de salida de la revolución pendiente, esa que va más allá de frases hechas por cualquier publicista de segunda división y de gestos rancios, y de vestimentas caducas, y de sonrisas falsas.
Aquí de lo que se trata es de ser humildes, y de reconocer que el otro también puede que tenga razón (al menos algo de razón), y de recuperar ese espíritu de colaboración y entendimiento que nos ha procurado la posibilidad de llegar al momento actual, con todos sus problemas y sangrante realidad en muchos casos, pero alejados de esos otros periodos en que todo se arreglaba mandando por delante a la carne de cañón que intentará allanar el camino a los poderosos para serlo aún más y por más tiempo. Es obligatorio recuperar el pacto y el entendimiento, el diálogo y el acuerdo.
Considero muy loable el intento de los chinos, y antes de los occidentales, por entenderse con seres de otros mundos. Aunque quizás, y para no empezar el telescopio por el tejado, debiéramos intentar primero entendernos los humanos. Aunque solo fuera por egoísmo, por si se cumpliera la premisa de Hawkings, y los extraterrestres vinieran con malas intenciones, y hubiéramos de hacer frente a insospechados peligros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s