MIS LECTURAS ATRASADAS. El Santo Grial. En busca de una leyenda. Andrew Collins

Resulta evidente que hay temas en esta vida nuestra que no son aptos para todos los públicos. Uno de ellos es el de las creencias. Nunca fue el esoterismo amigo de las mentes oficiales, que han logrado extender sobre las mismas el manto de la sospecha y la mala reputación.

Si miramos la primera definición de esoterismo, nos habla de aquello que está oculto a los sentidos y al ciencia y es difícil de entender. Si leemos la segunda, resulta que ya nos vamos a “conjunto de conocimientos y prácticas relacionadas con la magia, la alquimia, la astrología y materias semejantes, que no se basan en la experimentación científica”.
Resulta evidente que entre una y otra existe gran distancia, quizás más de la que tuvieron que recorrer, en tiempos no tan pretéritos, aquellos que quisieron llegar un punto más allá del permitido por la verdad oficial.

Mucho se ha escrito sobre las idas y venidas del Grial, y sobre aquellos que se supone lo poseyeron, y supieron de su poder, y lo utilizaron en beneficio propio o de los suyos. Cátaros, templarios, masones, gentes de no muy recomendable compañía, aquellos que se salieron de la línea recta, parece que pertenecen a ese grupo. Y así hasta la actualidad, en que los malvados siguen guardando el secreto del cáliz.
Y mientras haya quién mantiene el interés de la búsqueda, conviene que sea personal acreditado, como el caso que nos ocupa, Andrew Collins, que revisa trayectos, teorías, enigmas…y lo hace con todo el rigor y con toda la precisión que tema tan manido a lo largo de los siglos parece merecer. A la vez, creo que debemos prestar ingente atención a todos los asuntos colaterales, que dan peso y valor a la obra: los caballeros templarios, Aleister Crowley, la OTO, la copa de Babalón, Juan el Bautista, María Magdalena, los evangelios apócrifos…. y tantos otros asuntos por los que nos lleva el autor a través de trescientas setenta y nueve trepidantes páginas.

Obra absolutamente recomendable para todo el público. Para unos, como simple recorrido histórico por situaciones y lugares que sin duda habrá oído en algún momento de su existencia. Para otros, como camino de profundización y aprendizaje de todas esas materias, enfrentadas al exoterismo oficial, que sabemos que existen, y que nos inquietan, y que dudamos si sería conveniente descubrir de una vez y para siempre, o que sigan ocultas, al menos a la mayoría, como la Copa del Santo Grial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s